(0155) 5643-2481

info@despachodeabogadosbou.mx

Av. Revolución #728 Int. 9, Benito Juárez, D.F.

Qué hacer si un empleado me demanda por despido injustificado

Qué hacer si un empleado me demanda por despido injustificado

 

Los despidos injustificados y el abandono de tareas forman parte del 40% de los juicios laborales, que primero pasan por una etapa de conciliación. Tendrás que destinar dinero y otros recursos (contratar un abogado, más trabajo para el área contable, etc.) para hacer frente a esta situación. Por eso, siempre es bueno saber cómo protegerse de una demanda laboral.

Saber protegerse de juicios laborales es esencial para defender los intereses de la empresa. Trata de estar lo más prevenido posible con estos consejos.

 

Un juicio laboral implica destinar dinero y recursos para hacer frente a esta situación. Es mejor estar protegidos con estos tips.

Como primera medida, es preciso que comprendas un poco a qué se refiere el término. Se trata de los juicios que realizan los empleados (en su mayoría ex empleados) a la empresa con el objetivo de reclamar lo que consideran justo o correcto.

Las demandas por despido injustificado son las más frecuentes y pueden convertirse en una amenaza, afectan la organización y la imagen de la compañía, y requieren dinero para costear todos los gastos

Las demandas por despido injustificado son las más frecuentes y pueden convertirse en una amenaza, afectan la organización y la imagen de la compañía, así como también requerir dinero para costear todos los gastos. Como empleador, es preciso que te asesores con un abogado para saber qué hacer y cómo protegerte de una demanda, siempre usando las leyes y normativas, claro está. En lo que se refiere a abandono laboral, podemos destacar dos circunstancias:

* Cuando el empleado se ausenta del puesto tres veces en un mismo mes, de manera injustificada. Para estar considerada una falta, la persona debe faltar un día, trabajar al siguiente, volver a faltar y regresar, y así sucesivamente.

* Cuando el abandono del puesto es por tiempo indeterminado, es decir, que el empleado deja de ir a trabajar sin avisar y no hay forma de contactarse con él.

En estos casos, el trabajador puede alegar muchas razones por las cuales no ha asistido a su empleo, sin embargo, no siempre son suficientes como para justificar su accionar. Es decir, todos tenemos problemas y nos enfermamos, pero también es nuestra obligación avisar al empleador o encargado de esa situación.

Para evitar que las cosas se dilaten mucho tiempo, existe un estadio o etapa anterior al juicio llamada “conciliación”. Se lleva a cabo unos meses después de presentar la demanda y la idea es llegar a un acuerdo para no pasar a tribunales, que lleva mucho más tiempo, recursos y energías. En la mayoría de los casos, el problema se soluciona en esta instancia.

Directorio de Abogados en internet