(0155) 5643-2481

info@despachodeabogadosbou.mx

Av. Revolución #728 Int. 9, Benito Juárez, D.F.

Como despedir a un empleado que se droga

Como despedir a un empleado que se droga

 

En México, la legislación laboral prevé como causa de despido concurrir a la empresa en estado de embriaguez o bajo el influjo de narcóticos o drogas enervantes.

 

En nuestra opinión, tal conducta puede encuadrarse como una causa análoga de rescisión, porque la posesión de drogas puede implicar dos cosas: que es para consumo personal (lo que conlleva a poner en riesgo la seguridad de la empresa, del propio consumidor o de sus compañeros) o para su venta (hecho que pone en riesgo la reputación, el prestigio e imagen de la organización, amén de los problemas penales que pudiesen surgir). Ambos comportamientos son igualmente graves que el hecho de concurrir bajo los efectos de una droga.

Por ello, se recomienda a las organizaciones anticiparse a cualquier escenario de esta naturaleza, advirtiendo a sus colaboradores sobre la prohibición de asistir al centro de labores en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas, así como de consumirlas o portarlas dentro de las instalaciones de la compañía, bajo el apercibimiento de que dicha conducta será considera como una causal de rescisión en los términos apuntados.

 

La Ley Federal del Trabajo establece como causal de rescisión sin responsabilidad para el patrón "concurrir el trabajador a sus labores en estado de ebriedad o bajo la influencia de algún narcótico o droga enervante salvo que en este último caso, exista prescripción médica.

Antes de iniciar sus servicios el trabajador deberá poner el hecho en conocimiento del patrón y presentar la prescripción suscrita por el médico, sin embargo, no puede entenderse de manera literal el hecho de concurrir al centro de trabajo en estado de ebriedad o haber consumido estupefacientes , pues su finalidad radica en que el trabajador no preste sus servicios o desarrolle sus labores en estado de ebriedad o haber consumido estupefacientes; esto es, que debe entenderse como causal de rescisión el hecho de que el trabajador llegue al centro de trabajo en estado de ebriedad o que en él ingiera bebidas alcohólicas o consumir estupefacientes, puesto que con cualquiera de estas hipótesis se estaría afectando tanto la imagen del centro de trabajo como la seguridad del mismo.

Directorio de Abogados en internet